Enfermedades y Sindromes: trastornos z35W7z4v9z8w

Amplio resumen de las clases de enfermedades raras que existen en nuestro planeta.

Mostrando entradas con la etiqueta trastornos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta trastornos. Mostrar todas las entradas

jueves, 12 de abril de 2012

Terapias contra el vitíligo


El vitíligo es un trastorno que se caracteriza por la aparición de manchas blancas en la piel. Afecta al 1% de la población mundial y aparece cuando el sistema inmunitario ataca y destruye los melanocitos (las células encargadas de la pigmentación), lo que deja ese área de la piel sin color.

Normalmente afecta a la cara, codos, rodillas, manos y pies, especialmente en personas con un tono de piel más oscuro. Suele hacer acto de presencia entre los 10 y los 30 años de edad, aunque puede desarrollarse en cualquier momento de la vida.

No es una enfermedad grave, pero sí causa un perjuicio estético en las personas que lo sufren. Actualmente, el tratamiento más común es el uso de medicamentos aplicados directamente en la piel y terapias de luz, que pueden combinarse para repigmentar la zona afectada.

Pero no son las únicas. Durante la reunión anual de la Academia Americana de Dermatología, se presentaron las últimas técnicas quirúrgicas que han demostrado un gran éxito devolviendo el color a la piel:

-Injerto. La piel sana del paciente se utiliza para cubrir las zonas afectadas por vitiligo. Pueden someterse a este tipo de operación los pacientes que tengan vitíligo estable o que no haya cambiado durante al menos los últimos seis meses. La tasa de éxito es del 80-90% en la mayoría de los casos.

-Trasplante de melanocitos. En este procedimiento, los melanocitos y queratinocitos se obtienen de la piel del paciente mediante cirugía bajo anestesia local y crecen en un cultivo de laboratorio toda la noche. Después, las células obtenidas se implantan en las manchas blancas. Tiene una tasa de éxito del 95% y está especialmente recomendado para áreas donde el vitiligo sea limitado y estable.

-Cirugía de mantenimiento. La fototerapia se utiliza con frecuencia tras el injerto o el trasplante de melanocitos para estimular las células y acelerar la pigmentación en las áreas tratadas.

«Es muy importante que, ante un cambio inusual en la pigmentación de la piel, consulte al dermatólogo porque los tratamientos para el vitíligo son más efectivos cuanto antes se empiece», advierte el doctor Rebat M. Halder, jefe del departamento de Dermatología de la Universidad Howard (EE.UU.).(fuente)

lunes, 5 de marzo de 2012

Trastornos:la hidrocefalia

                                     

La hidrocefalia es un trastorno que se caracteriza por una excesiva acumulación de líquidos en el cerebro.

Este líquido, que en la antigüedad se conocía como agua, es en realidad el líquido cefalorraquídeo, una sustancia color claro que rodea el cerebro y la médula espinal y el cual tiene muchas funciones, entre ellas, amortiguar el cerebro, protegerlo, transporta nutrientes y oxigeno, recoge y desecha nutrientes, además de que compensa cambios de volumen de sangre intracraneal.

Si este líquido cerebral se acumula exageradamente se provoca una dilatación anormal en los espacios del cerebro llamados ventrículos, lo que ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los delicados tejidos del cerebro.

Para tratar esta afección sin duda es básico considerar una dieta y determinados alimentos que ayuden a los sistemas y órganos a auto-regularse y equilibrarse, y la cual complemente una cura completa y profunda.

¿Por qué es importante la dieta para tratar la hidrocefalia?

Porque por medio del alimento podemos nutrir y ayudar al cuerpo a desechar toxinas, grasas y químicos innecesarios y perjudiciales que con el tiempo se acumulan en el cuerpo y causan con el tiempo lo que se conoce como toxemia, la cual es una acumulación exagerada de toxinas y químicos en el cuerpo que irrumpen su funcionamiento correcto, calentando excesivamente el cuerpo y haciéndolo un ambiente ideal para la propagación de virus y bacterias, además de que la sangre se acidifica y los intestinos se obstaculizan, todo esto va impidiendo que el cuerpo funcione correctamente y que se dañen, deterioren y desnutran sistemas, órganos y tejidos, creando un ambiente pobre donde las enfermedades aparecen.

La verdadera cura no está en una medicina, sino en una serie de hábitos donde el cuerpo pueda ser depurado, nutrido y restablezca un buen flujo de energía y una sangre saludable. Es así como el cuerpo retomara su equilibrio y se volverá fuerte y saludable.

Estas funciones las lleva a cabo día a día, y sólo requiere que se le den los elementos esenciales para que el funcione de forma correcta.

¿Cómo es la dieta?

Lo primero que se debe hacer es realizar una dieta depurativa como sigue:

1. Se escogen dos días donde uno pueda estar en reposo y enfocado en la dieta.

2. Se escoge una fruta, ya sea piña o uvas. Esta fruta se comerá durante los dos días de depuración. Se puede comer toda la que se desee, la regla es comer sólo esa fruta, sin agregarle azúcar, ni sal ni nada más. Recuerda que ahora es más importante tu salud que tu paladar. Si escoges uvas, debes comer aquellas que tengan semilla y masticar la semilla. Puedes escoger un día piña y otro uvas.

3. En estos dos días de dieta, se deberán de beber dos litros de agua dosificada durante el día.

4. Antes de empezar a comer tu fruta, debes iniciar el día tomando en ayunas dos cucharaditas de aceite de oliva extravirgen con unas gotas de limón.

5. Tres días antes de iniciar la dieta, no debes comer ningún producto de procedencia animal, como leche, huevos, carnes, etc.

Al terminar la dieta depurativa…

Una vez que finalices la dieta de inicio, entonces seguirás con la siguiente guía nutricional:

Los alimentos no permitidos son:

Azúcar y harinas refinadas, carnes ni lácteos o embutidos de procedencia animal, vinagres, irritantes (como vinagres, chile, café o chocolate), los procesados ni la comida chatarra.

Los alimentos recomendados:

Vegetales frescos e ensalada o jugo, jugos de frutas, semillas, oleaginosas, nueces, cereales integrales, leches vegetales (soja, nuez, avena, etc.) infusiones de hierbas, etc.

Alimentos que debes incluir diariamente en tu dieta:

Chía (tomar una cucharadita al día), levadura de cerveza(media cucharadita al día), alga espirulina (tres veces por semana), clorofila (tres veces por semana, disolver una cucharada en un vaso de agua y beber), aceite de oliva extra virgen (una cucharadita diario en ayunas), un diente de ajo crudo (diario, en ayunas o por las noches), jugo de aloe, media tacita al día mezclado con jugo de zanahoria, frutas secas (entre comidas), jengibre (un pedacito crudo del tamaño de tu pulgar, ya sea a mordidas o licuado con el jugo de naranja). Infusión de te verde.

Dieta ejemplo:

AYUNAS: beber un vaso de te verde con medio limón exprimido. No comer nada más hasta que haya pasado media hora.

DESAYUNO: plato de frutas cítricas o ácidas con granola o un poco de miel de abeja y una cucharadita de chia o linaza.

ALMUERZO: sándwich vegetariano, vegetales al vapor, pizza integral de vegetales, etc.

COMIDA: caldos de vegetales, pasta integral con vegetales, arroz integral, sopa de miso, guisados con trigo y soja, etc, sopa de lentejas, alubias, habas, etc.

ENTRE COMIDAS: jugo de vegetales frescos, barritas de granola, con nueces y almendras ensaladas de fruta, etc.

CENA: tortilla con vegetales, espinacas al vapor, frijoles, etc. Aquí se puede tomar el ajo crudo.

ANTES DE DORMIR: Manzana con te de hierbabuena.

Realiza esta dieta por 40 días, luego, puedes incluir en la comida ya sea pollo o pescado asado, quesos frescos como panela o requesón. Evita freír las cosas.

Sigue esta dieta hasta que veas resultados. Si combinas esto con una rutina de relajacion o meditación, con ejercicios muy suaves como estiramientos, etc., acentuaras la curación.

Es necesario que, además, trabajes en ti, que durante los días de dieta tomes tiempo para entender lo que sientes y si hay algo que te duela, moleste o no te haga sentir realmente a gusto con lo que eres. Las emociones influyen en nuestro cuerpo, el resentimiento, la falta de crecimiento y la tensión excesiva son algunas causas que podrían estar influyendo en tu afección.

viernes, 2 de marzo de 2012

¿Sabías que la psicosis puede provocar la automutilación de los ojos ?

                                            

Por más sangriento que suene, cegarse a sí mismo deliberadamente no es una acción completamente mítica.

Aunque son raros, han existido casos de personas que han herido gravemente sus propios ojos, y a veces los han removido por completo. Incluso existe un término técnico, la autoenucleación, para referirse a la acción de remover los propios globos oculares.

El médico Matthew Michael Large de la Universidad de New South Wales en Sydney, Australia, y sus colegas han analizado los registros disponibles de este comportamiento, y han publicado varios artículos acerca del tema en revistas. El último se encuentra en la British Journal of Ophthalmology de esta semana.

Basado en más de 50 reportes de autolesión de los ojos, los científicos argumentan que no es necesariamente un fenómeno llamado edípico: la gente generalmente no se lastima de esta manera por una culpa relacionada con el incesto. En cambio, es un síntoma de la psicosis no atendida, escribieron Large y sus colegas.

En un estudio de 2008, los autores observaron que el ojo no es ritualmente mutilado en ninguna cultura registrada, de hecho, es la única parte externa del cuerpo en que este es el caso.

Analizaron 89 casos publicados que describen graves lesiones oculares autoinfligidas en pacientes diagnosticados con una enfermedad psicótica. Con más frecuencia, los pacientes removían un ojo en lugar de atravesarlo, o infligían otras lesiones orbitales.

“Tres de los pacientes se cegaron a sí mismos con armas de aire comprimido, y tres pacientes sufrieron lesiones oculares mientras intentaban apuñalar sus cerebros con un bolígrafo o un lápiz”, escribieron los autores.

Muchos pacientes también intentaron o se involucraron en otros actos violentos: dos de ellos habían cometido homicidio previamente y tenían varias denuncias de agresiones graves.

Algunos también habían intentado otras formas de automutilación, como apuñalarse a sí mismos en el cuello, intentar amputar sus manos o arrancar a mordidas sus propias lenguas. Dos pacientes intentaron amputarse el propio pene, y uno se castró.

Los investigadores citaron un estudio publicado en 1984 en la revista Survey of Ophthalmology que observó 33 reportes de casos, el cual concluyó que la mitad de ellos eran mujeres jóvenes, dos tercios tenían delirios religiosos y seis citaron el mismo pasaje bíblico de Mateo:

“Y si tu ojo derecho te hace pecar, sácatelo y échalo de ti; pues es mejor para ti que uno de tus miembros perezca, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.

En el 94% de los 89 casos, los pacientes tenían creencias psicóticas relacionadas con el ojo, por ejemplo, que su ojo era malvado o que tenía poderes amenazantes. Algunos creían que para salvarse a sí mismos o a otros, tenían que sacrificar un ojo normal. En el 76% de los casos, existía un diagnóstico de esquizofrenia relacionado.

“No se reportó que ninguno de los pacientes se hubiera autoenucleado por motivos que pudieran ser razonablemente comparados con la historia de Edipo”, escriben.

En su mayoría, los pacientes se autolesionaron antes de ser tratados. Y no eran sólo cristianos o de ascendencia europea, como algunos estudios han sugerido. Large y sus colegas precisaron que también fueron documentados casos con pacientes chinos, japoneses, judíos y musulmanes.

Las lesiones oculares de esta naturaleza representan una emergencia médica y psiquiátrica, escriben. Los pacientes siempre deben consultar a un cirujano oftalmólogo de inmediato. El médico debe evaluar a los pacientes para detectar pérdida de visión en el otro ojo, si es que sólo uno fue removido.

“Aunque dudamos al recomendar un tratamiento restrictivo para cualquier paciente, en la situación de un primer intento de autoenucleación, el cuidado de enfermería uno a uno, la colocación de guantes protectores, y la inmovilización de los brazos hasta que el tratamiento antipsicótico haya surtido efecto, podría ser la única manera de prevenir que los pacientes delirantes y decididos se cieguen a sí mismos”, escribieron

Large y sus colegas en el nuevo estudio. “La terapia electroconvulsiva también ha sido descrita como un tratamiento útil”.

Las lesiones oculares son diferentes de otras formas de autolesión, que no necesariamente tienen raíces psicóticas, dicen los etnógrafos Peter y Patti Adler, autores de The Tender Cut: Inside the World of Self-Injury (En el mundo de la autolesión).

Cortarse a uno mismo y otros métodos similares de autolesión a menudo son motivados por sentimientos problemáticos, y por la percepción de herirse a sí mismo como una forma de tranquilizarse o castigarse a sí mismo, o expresar malos sentimientos internos.

Se sabe que los adolescentes y adultos que experimentan estos sentimientos son propensos a involucrarse en la autolesión, así como las poblaciones desfavorecidas.

fuente: cnn

viernes, 24 de febrero de 2012

El extraño trastorno de la familia de piel azul de Kentucky

                            

En 1958, Luke Combs llevó a su mujer al hospital. El motivo de la visita debía ser por algo relacionado con la salud de ella, pero hoy es difícil saberlo seguro.

Porque en cuanto el tal Combs puso un pie en el hospital de la universidad de Kentucky (EE. UU.), los médicos le hicieron más caso a él que a ella. Todo por una cosa que a él le daba bastante vergüenza pero que era común en toda su familia: Luke era azul.

No es ninguna exageración, ni cosa de maquillaje, ni algo que dependiera de la luz de su entorno ni de la percepción de alguien que estuviera con él. Luke Combs era azul, como un personaje de ciencia ficción.

Pronto se descubrió que no era solo él, sino casi toda su familia y los vecinos de su vivienda en las Montañas Apalaches de Kentucky.

Comenzó así uno de los grandes y más apasionantes misterios de la medicina, una historia que durante años ha traído de cabeza a varios científicos y que a ratos se ha considerado una farsa muy elaborada.

Todo empezó hace seis generaciones, cuando, en el siglo XIX, un señor francés llamado Martin Fugate se mudó a una vivienda aislada a las orillas de Troublesome Creek, un arroyo por entonces deshabitado.

Se casó con una mujer pelirroja extremadamente pálida, una estadounidense llamada Elizabeh Smith. Pronto la pareja empezó a tener hijos, nietos y luego bisnietos. Casi todos salieron azules. Incluso cuando se relacionaban con otras familas.

Ahora -por fin- se sabe que es debido a una improbable unión de genes recesivos que perduraron en la familia durante generaciones. Martín Fulgate sufría de un trastorno en la sangre que se ha llamado methemoglobinemia; la hemoglobina que llevaba en sus venas no podía transportar oxígeno con normalidad ni usarlo para que los tejidos 'respiraran'.

Con lo cual, el efecto es similar a cuando una persona se congela: los labios se le tornan morados, la piel azul y la sangre es de color chocolate porque no tiene oxígeno.

Daba igual que el gen fuera recesivo: los Fulgate llevaban una vida tan aislada en las Montañas Apalache que tendían a relacionarse entre ellos, con lo cual 'protegían' su legado genético. Los Fulgates se casaban con otros Fulgates o, como mucho, con familias que vivieran cerca de ellos, como los Smith, los Ritchie, los Stacy o los Combs.

Hoy, que el abanico de pretendientes de los Fulgate se ha abierto, esta condición está prácticamente extinta. Se conoce ahora gracias al trabajo de la doctora Madison Cawein III, una hematóloga de la universidad de Kentucky. Murió en 1985, pero los apuntes que había publicado en el libro La gente azul de Troublesome Creek en 1982 han servido para resolver el misterio.

Ahora sólo queda un fleco por zanjar en la historia: qué fue de Benjamin Stacy, el bebé tan azul que cuando nació, en 1975, sus matronas se asustaron y decidieron llevarlo del ala de maternidad a una clínica para hacerle una transfusión.

Tuvo que llegar su abuela, Luna Fulgate, para decir que el chaval tenía el color de un auténtico Fulgate. A esa abuela se la ha descrito como "la mujer más azul del mundo". Hoy, Benjamin, que de estar vivo tendría 37 años, sigue en paradero desconocido.

Fuente

sábado, 18 de febrero de 2012

Psiquiatras plantean que el dolor por la muerte de un ser querido es una enfermedad mental

                                          

La nueva edición de la "biblia" de los psiquiatras, el Manual de Diagnóstico y Estadística de Trastornos Mentales (DMS) intenta clasificar el dolor por la muerte de un ser querido como una enfermedad mental.

Esta clasificación importa porque una de las principales funciones de este manual es guiar a los psiquiatras sobre el diagnóstico de los síntomas de un paciente y el tratamiento que debe recibir, que incluye fármacos.

Si se clasifica al dolor de una pérdida como una enfermedad mental, la persona que está sufriendo por esa muerte podrá recibir antidepresivos para "tratar" ese dolor.

Pero, ¿es este dolor una enfermedad? Y, ¿cuánto tiempo se debe permitir que una persona sufra la muerte de un ser querido antes de clasificarla como 'enferma'?

En un editorial, la revista médica británica The Lancet, expresa "preocupación" por esta inclusión.

"El dolor por la muerte de un ser querido -dice- no es una enfermedad y no debe ser tratado con medicamentos".
El apasionado artículo de The Lancet, afirma que "medicar" una emoción humana normal como ésta "no es sólo peligrosamente simplista, sino también es una estrategia fallida".

Los editores afirman que esta medida que parece categorizar las emociones extremas como un problema que necesita resolverse es muy preocupante.

Las ediciones previas del DSM -que publica la Asociación Psiquiátrica Estadounidense- subrayaban la necesidad de que antes de llevar a cabo un diagnóstico de un trastorno mental serio, el psiquiatra considere, y a menudo excluya, el dolor por una muerte cercana en un paciente
.
Pero la nueva edición -la quinta-, que se publicará próximamente, no incluye esta advertencia.

"Para quienes están atravesando la pérdida de un ser querido, más que tabletas, un médico debe ofrecer tiempo, compasión, recuerdos, y empatía"The Lancet

Según The Lancet, "en la versión en borrador del DSM-5 no hay tal exclusión del dolor por una muerte cercana".

Esto significa, dice, que los sentimientos de profunda tristeza, pérdida, dificultad para dormir, llanto, incapacidad para concentrarse, cansancio y falta de apetito, que continúan durante más de dos semanas tras la muerte de un ser querido, pueden ser diagnosticados como depresión y no como una reacción normal a esa pérdida.

Recetar fármacos a estas personas, afirma la revista, es una estrategia fallida y no hay evidencia que muestre la efectividad de tratar con antidepresivos a la gente que perdió a un ser querido recientemente.

The Lancet también expresa preocupación porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) está actualmente revisando su Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD), en la cual se basan los médicos en todo el mundo para el diagnóstico de enfermedades.

Según el artículo, "el equipo de la OMS que revisa esta última edición (ICD-11) está debatiendo una propuesta para incluir una categoría llamada 'trastorno de dolor prolongado por pérdida de un ser querido'".

Tal como señalan los expertos, hay casos en el que el dolor de una persona que pierde a un ser querido se prolonga o se convierte en depresión.

Pero la mayoría de la gente que experimenta la muerte de un ser cercano no necesita tratamiento de un psiquiatra ni de otro médico.

"El dolor por una pérdida cercana está asociado con efectos adversos en la salud, tanto físicos como mentales, pero es mejor dirigir las intervenciones a aquellas personas en alto riesgo de desarrollar un trastorno o a aquellas que desarrollan un sufrimiento complicado o depresión, pero no a todos", expresa The Lancet.

Y concluye que "el dolor por una muerte cercana no es una enfermedad; es más útil pensar que esto forma parte del ser humano y es una respuesta normal a la muerte de un ser querido".

"Poner un margen de tiempo a este dolor es inapropiado. Por favor: DSM-5 y ICD-11, tomen nota".

"Para quienes están atravesando la pérdida de un ser querido, más que tabletas, un médico debe ofrecer tiempo, compasión, recuerdos, y empatía", expresa la publicación.

Sigueme en tu Email